Política | Diario El Telégrafo

Un llamado al diálogo nacional para la paz social y la democracia y el rechazo a las marchas de protesta que organizan grupos de oposición al gobierno, fueron los ejes de la cita convoda por el Frente Unidos, en Guayaquil.

Dirigentes políticos como Fabián Solano (Unidos), la asambleísta Marcela Aguiñaga (PAIS), Patricio Baquerizo (Alfaro Vive Carajo), Verónica Loaiza (Centro Democrático), Montgómery Sánchez (MAR), Fausto Dután (Amazonia Vive) entre otros, se dieron cita en la sede del movimiento Centro Democrático, en Guayaquil, donde rechazaron los llamados a las movilizaciones en contra del gobierno, según dijeron, con fines de desestabilización.

En ese sentido, Solano, manifestó que ellos se sumarán al llamado al diálogo nacional convocado por el presidente Rafael Correa, para aportar con sus propuestas en los temas de interés nacional, especialmente los proyectos de ley enviados por el Ejecutivo, pero también denuncian “las pretensiones de la oposición de buscar la desestabilización del gobierno”.

Asimismo, sostuvo que ellos no participarán ni convocarán a contramarcha alguna, pero que se mantendrán en sesión permanente para estar atentos ante cualquier intento de que se promueva la alteración del roden y la paz social del país, por parte de grupos que no quieren el diálogo.

La asambleísta Marcela Aguiñaga sostuvo que si bien las marchas y movilizaciones son un derecho que está garantizado en la Constitución, estas deben darse en el marco del respeto a las leyes y en pro de la paz ciudadana, por lo que recalcó que cualquier otro hecho que busque lo contrario, solamente abona a fomentar un clima de malestar. (I)