El Partido Socialista Ecuatoriano se solidariza con el pueblo brasileño, con el Partido de los Trabajadores y con la compañera Dilma Rousseff ante el golpe de Estado perpetrado por el Senado.

La voluntad popular de más de 50 millones de brasileños se ha visto soslayada por 61 senadores que de manera ilegítima han separado definitivamente de su cargo a la Presidenta constitucional Dilma Rousseff.

Las oligarquías brasileñas, en coordinación con todas las del continente han provocado esta ruptura del orden democrático brasileño, y es nuestro deber como revolucionarios latinoamericanos denunciar, condenar y solidarizarnos ante estos hechos políticos.

Hacemos un llamamiento a fortalecer las democracias de nuestra región y los procesos progresistas para continuar impulsando sociedades de equidad y justicia social para las grandes mayorías sociales.

Patricio Zambrano Restrepo
Presidente Nacional del Partido Socialista Ecuatoriano

Quito, 31 de agosto de 2016