Hoy 25 de noviembre conmemoramos el día internacional de la lucha contra la violencia de género, la violencia contra las mujeres por el único hecho de serlo.

La violencia de género se manifiesta de múltiples formas, no sólo a través de la agresión física o sexual, también a través de la violencia psicológica, patrimonial o simbólica. Violencia es tratar a nuestras compañeras mujeres como objetos; violencia es que ante un mismo trabajo nuestras compañeras reciban menor remuneración; violencia es que tengan que cumplir una doble o en ocasiones triple jornada laboral: en el trabajo, en casa y las mujeres rurales, también en el campo; Violencia es no utilizar un lenguaje inclusivo en el que toda la ciudadanía se encuentre representada; violencia es que sistemáticamente las mujeres tengan porcentajes más altos de analfabetismo.

La violencia se sustenta en relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres fruto del sistema patriarcal en el que vivimos, y como socialistas nuestra tarea debe ser acabar con ese sistema de dominación para vivir equitativamente.

Que este 25 de noviembre nos sirva para repensarnos, no solamente en nuestras relaciones personales y afectivas, sino también en cómo la violencia estructural imposibilita la construcción de una sociedad equitativa y justa. La bandera de la equidad de género debe ser desplegada por todas las organizaciones de izquierda y revolucionarias todos los días del año, y el Partido Socialista Ecuatoriano expresa su impetuosa voluntad de continuar luchando por los derechos de todas las mujeres, por una vida libre de violencia.

¡Qué viva la lucha de las mujeres!

25 de noviembre de 2015