A mis compañeros y compañeras:

Hace 2 años asumí la Presidencia Nacional del Partido Socialista Ecuatoriano, con enorme convicción y responsabilidad que para un revolucionario implica dirigir la organización política en la que milita. Así inició este reto difícil y apasionante a la vez, una experiencia insuperable por el aprendizaje que ha conllevado el trabajo y dedicación a mi Partido.

Con todos mis compañeros y compañeras he trabajado arduamente en la consolidación de un partido político a la altura del momento histórico que vivimos, el mismo que es y debe ser una herramienta eficaz del pueblo para la toma del poder y la construcción de una patria justa para todos y todas.

Hoy, dos años después, me siento satisfecho del trabajo en equipo, del diálogo constante con los compañeros y compañeras actores de la realidad política y a la vez gestores de los ideales de la izquierda progresista en cada rincón de la patria. Con nuestra bandera de lucha en alto y la satisfacción de entregar un partido con mayor representatividad y fuerza nacional, agradezco a toda mi familia socialista por su confianza y apoyo decidido que han sido los pilares fundamentales en esta gestión.

Juntos hemos dado grandes pasos para conseguir la anhelada Patria Socialista. Ha sido importante lo realizado pero aún queda mucho por hacer, el camino está abierto y unidos lo seguiremos arando.

¡Hasta la victoria siempre!

 

Fabián Solano Moreno

Presidente del Partido Socialista Ecuatoriano