Redacción Política | Diario El Telégrafo

El presidente del Partido Socialista Ecuatoriano, Fabián Solano, fue elegido el pasado 21 de abril como representante del FrenteUnidos para los próximos 6 meses. El nuevo vocero oficial habla de la desvinculación del Partido Avanza, los próximos proyectos y el apoyo que darán a las marchas por el Día del Trabajador, el próximo 1 de mayo.

En su designación como nuevo presidente del Frente Unidos, ¿participó el Partido Avanza?

La mesa nacional del Frente Unidos conformada por los 15 partidos y movimientos políticos se reunió el pasado martes 21, excepto Avanza, a pesar de que fue invitado. De la posibilidad de tener una voz y coordinación deUnidos se habló  desde enero pasado y que la presidencia fuera itinerante cada 6 meses entre las organizaciones políticas que formamos parte. Por unanimidad esta enorme responsabilidad recayó en el Partido Socialista.

¿Cómo evaluaron la decisión del Partido Avanza de no apoyar la aprobación de la Ley de Justicia Laboral y de que su líder Ramiro González renunciara a su cargo como ministro de Industrias?

Lamentamos la posición unilateral de Avanza, que por su cuenta y riesgo decidió separarse del Frente y que Ramiro González haya señalado que ellos tenían un compromiso exclusivamente con el presidente Rafael Correa.Nosotros sí somos respetuosos del documento suscrito en septiembre de 2014 que define la construcción de esta unidad, respetando nuestra autonomía y lineamientos políticos de las organizaciones desde el centro hasta la izquierda con el objetivo de apuntalar este proyecto de revolución ciudadana que se encuentra en construcción liderado por el compañero Rafael Correa.

¿Los legisladores de Avanza manifestaron algún malestar o desacuerdo en referencia a la Ley de Justicia Laboral?

Durante este tiempo mantuvimos reuniones para consolidar varios temas en torno de la unidad.A más de las mesas provinciales se consolidó una mesa legislativa que viene funcionando periódicamente, la cual está integrada por asambleístas de las bancadas que conforman el Frente Unidos. Lamentablemente, tenemos que ser claros: el compromiso fundamental de las organizaciones es estar no solo en los buenos momentos sino también en los difíciles.

¿Ustedes se unieron a la campaña mediática del Gobierno sobre los beneficios de esta ley?

Nosotros deploramos la manipulación mediática y vamos a emprender una campaña de información de esta ley que es eminentemente histórica. Reafirma una de las razones de ser del Partido Socialista, que son los trabajadores. La ley les ampara para que no sean perseguidos por los patronos, y con la terminación de los contratos a plazo fijo se cumple con la estabilidad. Tenemos que ser justos y claros sobre el porcentaje adicional que el Estado central entregaba al IESS para garantizar la pensión jubilar aparte de su aportación patronal. El 40% es innecesario en este momento porque existe un superávit. En el momento en que se necesiten los recursos económicos suficientes para garantizar las pensiones jubilares, el Estado tiene la obligación de poner la respectiva partida presupuestaria para garantizar este rubro.

Precisamente, esta garantía ha sido cuestionada por Ramiro González, líder de Avanza. Tomando en cuenta que fue presidente del directorio del IESS, ¿cómo aclarar esto?

Esa es nuestra obligación, la razón de ser del Frente Unidos, defender el proyecto de la Revolución Ciudadana, socializar las cosas que se han conseguido. En ese sentido se da un engaño irresponsable al desinformar a las personas de la tercera edad. Ahora los jubilados saldrán a marchar junto al Gobierno para defender un proyecto político en construcción. Como vocero del Frente Unidos rechazo la actitud inconsecuente del Partido Avanza en un momento difícil en el que tenía que aportar.

La conformación de una coordinación política al interior del Legislativo por Unidos fue cuestionada por los mismos asambleístas de Avanza. Señalaron que muchos de los proyectos presentados fueron archivados por la mayoría parlamentaria de Alianza PAIS. ¿Afirma esto?

Debemos tocar un hecho real. Somos parte de un proyecto político en el que está el Ejecutivo y el Legislativa.Muchos de los proyectos de Avanza fueron presentados antes de la conformación del FrenteUnidos y no hubo coordinación. Como por ejemplo un proyecto para otorgar laptops a las entidades educativas. Esto ya existe dentro de un programa del Ministerio de Educación. Esto no ameritaba una reforma legal.

¿Cómo fue la socialización del proyecto de Ley de Justicia Laboral con ellos?

Se vino trabajando, tanto es así que el informe para segundo debate tiene la firma del asambleísta Gozoso Andrade, parte del Partido Avanza. Aquí tenemos que estar absolutamente claros, es una tarea de responsabilidad y tenemos un compromiso ideológico. No estamos de acuerdo en que de una manera desproporcionada, o aprovechando el malestar por la desinformación que existe en el país, saque ventaja electoral en un  momento en que no hay elecciones. El trabajo que vamos a realizar en el Frente Unidos es de un debate profundo en diversos temas. Seguimos posesionando directivas locales, nos faltan 10 provincias.

¿Cuál es el reto de Frente Unidos?

El reto fundamental es darle vida a esta organización. La primera tarea que se constituyó será un taller para el próximo 8 de mayo en Machala, provincia de El Oro. Ahí se va a reestructurar una hoja de ruta; un nuevo reglamento orgánico funcional; y se anunciará la  incorporación de otras organizaciones políticas. Uno de los retos fundamentales es trabajar en la capacitación política, creo que nos falta profundizar e ideologizar la política. Los movimientos y partidos políticos deben tener un rol lógico, de la mano de militantes de todo el territorio.

¿Con fines electorales?

Con miras a estructurar y defender este proyecto político y, obviamente, los fines electorales tienen que ser el segundo paso. Por ello otro tema de defensa fundamental de las tesis que nacieron desde el Partido Socialista y parte del debate nacional es la reelección indefinida. Hoy más que nunca estamos convencidos de que el compañero Presidente estará a la altura de las circunstancias para enfrentar ese reto político-electoral que se daría en 2017. En ese sentido, el Frente Unidos busca realizar talleres, capacitar en el tema de las enmiendas constitucionales y en particular sobre la reelección.

¿Participarán en las marchas convocadas para el 1 de mayo?

Efectivamente, nos sumaremos a la convocatoria de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). Tendremos una participación activa con la militancia y con las autoridades de los Gobiernos Autónomos Descentralizados en todas las provincias y cantones que tenemos representación. En Quito, desde la Av. Rodrigo de Chávez hasta la Plaza de Santo Domingo, rindiendo un homenaje a esta fecha histórica. (I)

Fuente: El Telégrafo